Beneficios e inconvenientes de Sillones de masaje

Todos queremos en algún momento de nuestras vidas un sillón masajeador, ya sea por moda, por comodidades o por la curiosidad de saber de qué va este producto. El estrés, el trabajo y el agotamiento son constantes en el día a día, esto es lo que hace a los sillones masajeadores perfectos, por el confort ofrecido.

Dependiendo del tipo de sillón que adquiramos, los beneficios pueden variar, pero en resumidas cuentas tenemos que estos sillones nos generan una relajación total, así como múltiples beneficios al cuerpo que serán mencionados a continuación.

Beneficios de los sillones de masaje

  • Funcionan correctamente para la recuperación de la vitalidad del cuerpo así como facilitan la eliminación de toxinas, la reducción de tensión muscular y la regulación del sistema hormonal, un sillón que ofrece mucho más de lo que se estima en un principio.
  • La disminución del estrés, el insomnio y los llamados “males modernos” también son disminuidos, con efectos diversos dependiendo de la marca y las funcionalidades del sillón.
  • El uso diario puede llegar reducir la fatiga y el desgaste de los músculos, haciendo creíble aquello de que no necesitaremos ir a un Spa o solicitar un masaje para poder tener nuestro momento de relajación
  • Efectos de acupuntura y también aquella práctica de presión en base a los dedos llamada “Shiatsu” son parte del funcionamiento de estos sillones, estas opciones traen beneficios excelentes como el mejoramiento del riego sanguíneo, relajación de dolencias musculares  y el poder conciliar el sueño.
  • En la actualidad hacen un trabajo bastante completo, permitiéndose masajear desde la planta de los pies hasta la zona lumbar y cervical, todo ello en formas muy cómodas y equitativas, brazos, glúteos, espalda, gemelos, todas las partes posibles para el sillón masajeador son cubiertas.

Inconvenientes de los sillones de masajes

Los sillones de masajes pueden ser en primera muy buenos; sin embargo, estos poseen ciertos inconvenientes que son imposibles de  ignorar, entre ellos tenemos:

  • El precio de la comodidad: Los sillones masajeadores poseen un costo muy elevado, este puede como mínimo valer unos $2000 o €2500, y en caso de encontrarse con un sitio para sillas masajeadoras, el alquiler puede ser bastante excesivo.
  • Eficacia aceptable pero dudosa: Recordando todos los beneficios ciertos que se mencionaron sobre los sillones masajeadores, tenemos que su eficacia no llega al nivel de una masajista profesional; esto no quiere decir que sea malo; pero el confort tiene sus limitaciones.
  • El peso es un punto desfavorable: si sufres de problemas de espalda, deberías considerar contratar quien instale el sofá ya que estos son terriblemente pesados, lo mismo para enviarlo, ya que el costo del producto se elevara mucho más.
  • Capacidad máxima, como la de un elevador: Los problemas de peso no terminan en el producto, ya que estos Sillones tienden a ser limitantes, persona con un nivel de masa muscular que supere el máximo asignado por el sofá tendrá múltiples complicaciones a la hora de utilizarlo.